Un fuerte vendaval causó estragos en varios municipios de Córdoba, especialmente en la zona costanera donde arrasó techos de viviendas y cultivos de plátano.

La Oficina de Gestión del Riesgo está haciendo el censo con el fin de ayudar a las familias damnificadas por las fuertes lluvias, las cuales sobrepasan las 300, según los datos suministrados por el director de la Unidad, Fabián Lora.

Las fuertes lluvias, con vientos huracanados, se prolongarán por espacio de una semana más, según el pronóstico del Ideam debido al frente frío que está travesando la costa en los últimos días.

La situación en Córdoba es preocupante si se tiene en cuenta que los alcaldes de la mayoría de los 30 municipios no han diseñado los planes de contingencia con el fin de mitigar las acciones del invierno.

El director de la Corporación de los Valles del Sinú y San Jorge, CVS, José Fernando Tirado, hizo un nuevo llamado a los mandatarios para que activen los planes de emergencia y eviten mayores consecuencias para las comunidades que habitan en las zonas ribereñas o cerca de quebradas y fuentes de agua cuyo nivel se incrementa con las torrenciales lluvias.