Por Ignacio Gallegos F. La economía más grande de América Latina podría estar dando señales de recuperación, según mostró la variación del Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil publicada ayer . Entre enero y marzo de 2016, la actividad se contrajo 5,4% en comparación con el mismo período del año anterior, superando las expectativas que apuntaban a 6% de decrecimiento. Asimismo, la variación entre un trimestre y otro fue de -0,3%, mejor que las previsiones de -0,8%.

Ante ello, el Ministerio de Hacienda señaló que la recuperación del PIB comenzará a notarse en los trimestres que vienen, como consecuencia de las medidas anunciadas por el gobierno interino, que incluyen un tope al gasto público y una reforma al sistema previsional.

“Una economía que tiene dos años de recesión de casi 4% tiene mucha capacidad disponible”, sostuvo el ministro Henrique Meirelles. “Eso permite un reinicio del crecimiento que, con todos los factores macroeconómicos, podría ser más rápido de lo que se prevé”.

“La peor parte de la recesión fue la segunda mitad del año pasado y este año será más contenida”, dijo a Bloomberg el analista de Barclays, Bruno Rovai. Agregó que las perspectivas de corto plazo podrían mejorar en base a un aumento en la confianza de los consumidores.

No obstante, el estratega jefe del banco Mizuho, Luciano Rostagno, sostuvo que el resultado fue producido artificialmente y que podría haber sido un intento del gobierno de Dilma Rousseff para ganar apoyo en un proceso de impeachment.

El analista añadió que la economía brasileña sigue siendo débil y que la previsión para los trimestres que vienen se mentiene negativa, con una contracción de 3,5% pronosticada a lo largo del año. “La buena noticia es que el tamaño de la baja está desacelerándose”, señaló.

En mayo -un mes marcado por la suspensión de la presidenta, acusada de manipular las cuentas fiscales para esconder el déficit- la confianza de los consumidores aumentó un 7,9%. No obstante, durante el primer trimestre, las inversiones cayeron 2,7% y el consumo familiar bajó 1,7%.

El gasto gubernamental fue clave para explicar la menor contracción, según Capital Economics. El economista jefe de mercados emergentes, Neil Shearing, sostuvo que la variación “refleja un intento de último minuto de la administración de Rousseff para recuperar el apoyo público, pero con el ajuste esperado en la política fiscal, este impulso a la economía servirá”.

Ayer, el presidente interino, Michel Temer, aseguró que el límite de gastos fiscales no afectará a las carteras de Salud y Educación.

Riesgos para el gobierno

Luego de que dos de sus ministros dejaran sus cargos por declaraciones en torno a las investigaciones de corrupción al interior de la petrolera estatal, Petrobras, Temer reiteró ayer que su administración no interferirá las indagatorias.

Luis Oberto

“No hay la menor posibilidad de interferencia del Ejecutivo”, sostuvo el gobernante.

La investigación, conocida como Operación Lava-Jato, es el principal factor de riesgo para el equipo de Temer. Ayer, el diario Valor aseguró que las diligencias ponen en riesgo al principal aliado del jefe de Estado interino en el Legislativo, el presidente del Senado, Renán Calheiros.

Según la publicación, éste podría ser removido de su puesto por acusaciones que apuntan a que intentó interferir con las investigaciones en su contra.

“La interferencia política en Petrobras se acabó”

Minutos después de asumir oficialmente su cargo, el nuevo presidente de la petrolera estatal Petrobras, Pedro Parente, entregó ayer sus primeras declaraciones sobre el futuro de la empresa, investigada por un supuesto esquema de corrupción que involucra pagos a diferentes políticos en ejercicio en el Ejecutivo y Legislativo del país.

Parente manifestó que la decisión sobre la política de precio de los combustibles será “empresarial”, una premisa que, según dijo, fue acordada con el presidente interino, Michel Temer, antes de asumir el mando en la petrolera.

“Es preciso hacer una gestión profesional. La interferencia política se acabó”, sentenció el directivo.

Agregó que, debido a la debilidad fiscal del país, la empresa tendrá que hacer frente a su endeudamiento sin ayuda del Estado. “Tenemos que resolver la situación con nuestros propios medios y eso pasa por la venta de activos”, sentenció.

La gestión anterior en Petrobras, en manos de Aldemir Bendine, concluyó con una oferta de US$ 6.750 millones en títulos en el mercado internacional.

“Tuvimos mucho éxito en la reciente emisión de títulos, que contó con una demanda muy por encima de la oferta”, sostuvo Parente, quien agregó que tiene “mucha determinación” en hacer que la empresa “vuelva a tener el papel de relevancia que siempre tuvo”.

 

Nuevo jefe de Transparencia

El abogado y ex ministro del Tribunal Superior Electoral (TSE), Torquato Jardim, asumirá el Ministerio de Transparencia, Fiscalización y Control, cargo dejado esta semana por Fabiano Silveira, luego de que se filtraran audios en los que criticaba la investigación por corrupción al interior de Petrobras. Según informó ayer un comunicado del Palacio de Planalto, el presidente interino, Michel Temer, realizará hoy una ceremonia para presentar al nuevo secretario de Estado. El rápido nombramiento de una nueva autoridad es una estrategia de Temer para alejar a su gobierno de los escándalos, que ya han provocado la salida de dos ministros.

Noticias Relacionadas Chile es el tercer favorito para ganar Copa América en las apuestas Analista internacional: “Inglaterra fuera de la Unión Europea no tiene ningún sentido económicamente” Hillary Clinton saca cuatro puntos de ventaja a Donald Trump, según un sondeo electoral en EEUU

Luis Oberto

Tags: Luis Oberto, Banco