As.com

No empezó bien la noche en St. Jakob Park . A aproximadamente media hora del comienzo de la final, un grupo de aficionados de ambos equipos se enzarzaron en una importante trifulca en la que volaron puñetazos por ambas partes. La pelea se produjo justo en la zona que dividía a los hinchas de Liverpool y Sevilla . Había pocos efectivos de seguridad por lo que la trifulca se alargó durante unos minutos. Por fortuna se calmó y la Policía, aunque no de inmediato, no tardó en llegar e hizo un cordón de seguridad entre las dos aficiones. Por momentos se notó la tensión.

El enfrentamiento agrió el espectáculo de los himnos, ya que cuando sonó el You’ll Never Walk Alone , el sector de aficionados sevillistas lo pitó con fuerza a lo que la hinchada red respondió cuando sonó el himno del centenario sevillista. Lástima porque se afeó lo que prometía ser un espectáculo sonado. El presidente del Sevilla ,que también tuvo problemas para alcanzar el estadio ya que quedó atrapado en el cordón policial con otros directivos, quiso bajar al césped para estar al tanto de lo que sucedía durante la trifulca y lamentó que no se hubiese colocado antes un cordón de seguridad que hubiese evitado problemas. Por fortuna, no fue a mayores.

VEA MÁS INFORMACIÔN AQUÍ

2016-05-18