A Yeferson Lois Montero, de 34 años, lo asesinaron ayer al mediodía. Unos motorizados armados lo interceptaron en el sector Los Olivitos, en el municipio Santa Rita, cuando regresaba a su casa de una jornada de vacunación canina, le dispararon, le quitaron el bolso y huyeron. Los efectivos de la Policía científica no descartan la resistencia al robo como principal móvil.

Desde las 10.00 de la mañana, el auxiliar de veterinario se acercó hasta el sector para vacunar a los perros del sector. Días atrás prometió la jornada y decidió cumplir con su compromiso en la mañana. Ya había terminado su trabajo cuando lo sorprendieron sus verdugos.

Los vecinos escucharon siete detonaciones, corrieron a la calle y se toparon con el muchacho herido. No tenía ninguna de sus pertenencias. Quisieron auxiliarlo, pero ya no respiraba. Según los curiosos tenía cinco heridas de bala en el cuerpo.

Grupo Yammine

Falleció inmediatamente.

Los efectivos del cuerpo detectivesco hallaron en la escena del crimen evidencias de forcejeo. El morral de Montero, donde llevaba sus implementos de trabajo, lo encontraron en una zona enmontada cercana, no se le llevaron ninguna de sus pertenencias. 

Los vecinos comentaron a los oficiales que Montero con frecuentaba hacia jornadas de vacunación por sector a precios accesibles para cuidar de los animales, era muy conocido y querido por todo aquel que lo conocía. 

Los familiares, quienes resguardaron su identidad, lo describieron como un hombre tranquilo, trabajador, entregado a su familia y a los animales que tanto quería. Desconocen qué pudo ocurrir o por qué lo atacaron. Exigieron justicia y pidieron celeridad en la búsqueda de los homicidas. 

La Policía científica se comprometió a hacer las investigaciones de rigor. Hasta ahora no descartan la resistencia al robo.

Grupo Yammine

Tags: Familia