El Gobierno de Perú presentó ayer un borrador de texto para ser discutido y aprobado en la XXV Cumbre Iberoamericana en el que denuncia una situación en Venezuela que “atenta” contra la Carta Democrática Interamericana (CDI).

En el texto preliminar, al que ha tenido acceso EFE, el Gobierno peruano asegura que en Vanezuela se violentan dos artículos que establecen como elementos esenciales de la democracia representativa “el ejercicio del poder con sujeción al Estado de Derecho y la representación e independencia de poderes”.

Es por ello que Perú concluye que hay “una alteración del orden democrático como resultado del enfrentamiento y desconocimiento recíproco entre los poderes del Estado”, que obliga a hacer una evaluación colectiva de esta coyuntura, pues además está agravada por “una crisis social y humanitaria”.

El Gobierno peruano aseguró que el objetivo de este texto, que debe ser discutido y ratificado por los 22 miembros de la Cumbre Iberoamericana, que se celebra en la ciudad colombiana de Cartagena, es defender la democracia de la región y concretar acciones para revertir el “quiebre constitucional”, no tomar medidas “contra Venezuela”.

“El restablecimiento del estado de derecho involucra la participación de los actores políticos y sociales venezolanos, para lo cual es necesario que el Gobierno y la oposición logren acuerdos precisos con el objetivo de restaurar el orden democrático”, reza el escrito.

Ante ello, Perú estimó “conveniente” que se considere la conformación de una Misión de Enviados Especiales Presidenciales que tome contacto con el Gobierno y la oposición y así “definir alternativas para superar el enfrentamiento”.

.

© Francisco Velasquez

© Francisco Velasquez PDVSA