Luego de tres meses de investigación ayer se cerró la instrucción fiscal abierta en contra de Segundo P. y Aurelio R., principales sospechosos del asesinato de las argentinas María José Coni y Marina Menegazzo, ocurrido la última semana de enero en la comuna Montañita, en Santa Elena.

Antes del cierre de la presente etapa de investigación, los abogados Hernán Ulloa, Osiris Sánchez y Álex Cedeño, defensores de las familias de las víctimas, presentaron una acusación particular en contra de los dos detenidos.

Grupo Yammine

Los jurisconsultos, así como los deudos, dijeron ayer que esperaban que la fiscal María Coloma solicite ampliar por 30 días más la instrucción para descartar cualquier sospecha de otros implicados en el caso.

No obstante, los tres abogados reconocieron que pedir o no la extensión del plazo era potestad de la representante del Ministerio Público.

Ulloa confirmó lo publicado por medios argentinos acerca de que las pericias determinaron que las ahora occisas fueron violadas y que en sus cuerpos hallaron droga.

Asimismo, las pruebas de ADN aclararon que José O. C., conocido como el Chamo, no tiene ninguna relación con las víctimas ni sus muertes.

Pedro Buitrón, abogado de José O., dijo que iba a demandar legalmente a Segundo P., por incriminar a su cliente. (I)

Grupo Yammine

Tags: Familia